martes, 30 de marzo de 2010

Ajazeite aragonés

Aquí os traigo una de las recetas de salsas, aragonesas, más típicas.
Es una "especie" de mahonesa, pero, como casi siempre, en Aragón, " a las brabas".
No he podido hacerles fotos a todos los ingredientes pues aún ando un poco "grogui" por la medicación y no daba, mucho, en el tino de lo de las fotos, pero tengo la recetica aquí mismo traducida directamente, del libro de fabla en que la encontré, estoy en condiciones de escribirla.
Ah, que se me olvidaba.... Como sólo era una "provatina" he usado muy poca cantidad de todo, así que ya sabéis.... si queréis hacerla, en casa únicamente ponerle más cantidad de todo....
Ingredientes:
- 1/2 patata cocida.
- 1 ajo cocido.
- 1 yema de huevo.
- 1/4 de ajo crudo.
- Sal y aceite.

Elaboración:
Cocer la patata y el ajo juntos, sin piel.
Una vez cocidas, las patatas y el ajo los dejamos enfriar y los ponemos en un mortero triturandolos hasta dejarlos en una especie de salsa fina.
En ese momento incorporamos el ajo crudo, cortado muy pequeño, también y la sal.
Mezclamos todo bien y ponemos la yema de huevo siguiendo con el proceso.
Cuando la masa se hace compacta le ponemos el aceite y lo vamos ligando.
Como veis, la textura es, casi, la misma que la mahonesa, pero tiene una diferencia..... ¡No se corta!.
La verdad es que, como siempre, ya la he probado y está riquísima.
Sirve de acompañamiento, como una salsa normal, pero también se puede poner como "tapa".
Espero que os guste esta nueva receta de nuestra gastronomía aragonesa.
Tengo entendido que, esta salsa, se parece mucho al "Alli- oli" catalán, si es así os agradecería que me lo dijeseis.

Por cierto, esta receta se puede hacer, también con batidora, claro aunque yo la he hecho con el mortero, como podéis ver en la imagen.
Estaba pensando que, esta salsa, tiene que estar de maravilla con un poco de bacalao desalado, en crudo..... MMMMMMMMMMMM
Para cenar he preparado un sencillo pescado al horno al que he puesto un poco de este ajazeite y un simple tomate cortado en trozos y no os podéis imaginar lo rico que estaba....

Pochoncicos.