miércoles, 21 de octubre de 2009

Longaniza en adobo aragonés


¡Que cosa mas rica es nuestro adobo!.
Me empiezo a dar cuenta de que soy el lorito de esta casa porque, ¡¡¡mira que repito veces lo mismo!!!. ¡¡¡Que amargura es tener tan "buena boca"!!!.
Yo soy de las de.... "Choto, chotuelo y pan p'a "comelo". Jajajajaja, vamos que hago a "tocigüevo".
Bueno; hace poco, no recuerdo quien era la ( porque era "la", de eso si que me acuerdo) que me preguntaba como hacía el adobo y hoy, aprovechando que tenía unas longanizas del pueblo las he preparado en adobo.
Antes de poner la receta os comento.... Este, de hoy, es el adobo más sencillo que hay porque ya es un producto curado.
Otro día, con más tiempo os explicaré como se prepara el adobo aragonés de lomo, por ejemplo.
La receta del adobo me la dio, muy amablemente, el carnicero del pueblo: Luis Diez, así que ya sabemos tod@s a quien hay que agradecer esta información.
Ante todo aclarar que los ingredientes del adobo de Aragón son mucho más sencillos que el que se hace en Castilla o en Soria, aunque, de este último, se diferencia muy poco, francamente.
Para empezar iremos a lo más sencillo, como ya os he dicho antes:
La longaniza.
Ingredientes:
- Unas "enrastras" (rastras) de longaniza.
- Dos cucharadas de manteca de cerdo más otras dos.
- Aceite de oliva.
- Aceite de girasol.
Elaboración:
Primero de todo poner a secar, tres o cuatro días (depende de la curación con que te venden el producto) en sitio fresco pero seco.
Desde luego si la hacemos en casa mejor que mejor...
Cuando esta un poco seca (sin que esté demasiado, claro), la cortamos en "tronchos" (trozos) y la sofreímos en una mezcla de aceite de oliva y dos de las cucharadas de manteca de cerdo y la vamos poniendo en el recipiente donde vayamos a guardar el aceite.
Ese aceite de la fritura lo colamos, para quitarle las impurezas y lo añadimos al tarro.
Por otro lado ponemos a calentar las otras dos cucharadas de manteca de cerdo y, cuando se haya derretido, esta, la mezclamos con aceite de oliva crudo y la mezcla la volcamos en el tarro de nuestro adobo.
Después acabamos de rellenar el tarro con una mezcla de aceite de girasol y de oliva al 50 % aprox.
Si solamente pusiésemos aceite de oliva se nos pondría rancio el adobo en cuestión de tres meses. De esta forma, si se sigue el proceso, paso a paso, puede durar hasta un año.
He de reconocer que este "truqui" de los aceites no lo sabía pero, hasta ahora, los adobos, en casa han durado un mes, como mucho dos..... Me gusta repartir este tipo de preparados y nunca queda mucho para gastarlo en casa....
Como os he dicho, al inicio del post, este es el adobo más sencillo precisamente porque estamos "trabajando" con un producto que ya está curado y no es lo mismo que cuando el producto es completamente fresco. Además solo necesita, a lo sumo, cuatro días más de secado.
El proceso del adobo aragonés de carne fresca es mas laborioso y más largo. De todas formas ya he dicho que tengo la receta y en breve empezaré a prepararlo. Le iré haciendo fotos según vayan los pasos y, al final, os pondré una especie de "paso a paso" de todo el proceso. Sospecho que, me echaré unas risas yo también preparándolo.
Espero haber cogido bien los apuntes y que salga bueno.....
Si os animáis a preparar la longaniza como he explicado espero que me contéis el resultado.
Pochoncicos.