martes, 27 de octubre de 2009

Pescado al microondas con salsa de verduras y ensalada de salmón marinado.

Ayer estuve toda la tarde de compras y llegué, a casa, más cansadica que "el perrico de un comediante". (Igual era porque les hacían bailar sin descanso durante las actuaciones...).
Eso sí, la tarde la aproveché a base de bien. Encontré todo lo que iba buscando y a unos precios estupendos así que no podía pedir más. Como soy muy caprichosa acabé comprandome un "guante vaca" de los de silicona, para sacar cosas del horno sin que te quemes. Claro que, lo pagaron mis pobrecicos pies que no sabía si los sentía en su sitio o se me habían subido a la cabeza.... ¡Menudo trote me metí!. Acabé tan muertecica que la receta, la dejé para ponerla hoy...
El caso es que, rotica, como estaba, no me apetecía demasiado traginar por la cocina ( menos mal que, a medio día fui previsora y saqué unos filetes de panga y un trozo del salmón, que mariné y congelé hace unos días, del congelador). Por lo menos tenía la cena resuelta....
La cosa se planteaba así: ¿Como preparar el pescado sin que me costase mucho tiempo y sin que llevase demasiada grasa?. Es que llevo unos días que, el estómago, me hace cosas raras y es porque necesito desintoxicar, un poco, mi organismo.
Bueno, bendita la tecnología que pone, a nuestro alcance, cosas tan divinas como el microondas.
Oye que, unos filetes de pescado, un chorreón, pequeño, de aceite, un poco de sal y algo de limón y a correr.

Os cuento....

Ingredientes:

Para el pescado.

- 1 filete de panga por cabeza.
- Aceite del pueblo ( como siempre).
- Sal y limón ( como la mayoría de las veces yo le puse mi agrio aderezante).
- Salsa de verduras que tenía de otro día que hice el pescado cocido.

Para la ensalada.

- Unas hojas de lechuga romana.
- 1 huevo duro ( de los que siempre tengo provisión en el frigo)
- Unos trozos de salmón marinado.
- Aceite, sal y vinagre.

Elaboración:

Primero aclarar como hice la salsa:
El otro día preparé pescado cocido, pero no quería que fuese el de "hospital" (ese que es más soso que una fritada de mocos, que solo lleva cebolla cocida). Así que sofreí cebolla y pimiento rojo y verde, luego le puse el agua para que cociese el pescado y media pastilla de caldo de pescado y, a última hora, se me ocurrió ponerle un puñado de verdura deshidratada para sopa. No lleva nada de tomate. Lo digo por el color de la salsa.....(¡¡¡mi madre creía que era base de salsa americana!!!) El pescado, como estaba descongelado, lo añadí justo recien apagada la vitro para que se hiciese con el calor residual y no quedase muy reseco.
Como me sobró bastante salsa de ese pescado lo que hice fue quitarle todo el líquido que había quedado, pasarla por la batidora, poner 6 hojas de orégano ( para que no resultase muy pesada) y un poco de agua. Todo esto lo pasé por la batidora y lo guardé en el frigo. Así, estos días hemos tenido una rica salsa para napar cualquier pescado.

Bueno, pues una vez aclarado esto sigo con la receta en sí.

Puse, en un plato, los filetes de pescado con un poco aceite, la sal y el agrio aderezante. Lo metí al micro 4 m. y pescado listo para ser napado, con la salsa que os he contado arriba.

La ensalada no tiene ningún misterio.... La lechuga, el huevo cortado en plan pequeño, con la mandolina de los huevos, el salmón marinado y la vinagreta de toda la vida. Sin ningún arte de "birli- birloque". La foto lo deja claro, ¿no?.
El perejil, como siempre, de adorno. Francamente, a mí no me gusta el sabor de esta "plantuja", pero como decora bastante.....

Una aclaración: Aquí viréis que, cuando hay que usar limón, yo uso, muchas veces el ya mentado agrio aderezante; simplemente es que me sienta mejor, para el estómago, que el limón. Este último es muy fuerte para mí.
Fue una cena muy dietética. Como postre una pera y punto.
Los "lambroteos y lamineos" los dejo para el fin de semana.

Pochoncicos.