viernes, 30 de octubre de 2009

Sepia estilo "Chiki"


Bueno, la receta de hoy es una "chorrada", pero me apetecía ponerla y así vuelvo a recordar los tiempos del bar.
Si, nuestro bar se llamaba "chiki", con "k" de kilo y ya se escribió así cuando lo fundó mi padre, allá por los años 60.
Esta era una de las raciones que más nos solicitaban junto con las papas bravas, la tripa de cerdo (hecha con el estómago), y las madejas.
Nos volvía locas a nosotras y estábamos deseando que pidiesen esta ración porque hay trozos que no se sacan para comer, a las mesas, pero nosotras nos las comíamos igual (Las aletas y los tentáculos).
A Tatiana le volvía loca y ahora, cada vez que ve una sepia, le hacen los ojos "chirivitas".
Claro, borraja no, pero lo que es sepia.... ¡No es espabilada la niña ni nada!....
Esta es de las de... "De lo que come el grillo, poquillo, poquillo".
Mirad se le priva la sepia que, anoche, cuando volvió a casa, después de la uni y de hacer una merienda- cena con el "nuero" aún se sentó a "catarla" y no solo se comió un trozo, no. Dejó unos pocos trozos, más que nada por vergüenza, para que la yaya Mariví no se metiera con ella.

Ingredientes:

- 1 Sepia de buen tamaño.
- Aceite y sal.
- Ajo.
- Perejil.
- Agrio aderezante.

Elaboración:

Poner una cucharadica de tamaño café de aceite y ponerlo a calentar (Me compré un wok chiquitin y va de maravilla para estas cosas).
Cortar la sepia en trozos pequeños e incorporarla al aceite.
Sofreír un rato, pero no mucho porque si no se pone dura y no es agradable de masticar.
Cuando ya casi vamos a sacar la sepia le ponemos un "polvo" de sal y un puñado de perejil, pero solo al final porque, si no, la sepia tiende a endurecerse.
En un bol ponemos un ajo cortado lo más pequeño que podamos y le incorporamos aceite para que macere. (Esto es preferible hacerlo una hora antes de ponernos a cocinar para que, el aceite, coja el saborcico del ajo).
Ponemos la sepia en el plato y le volcamos el aceite con ajo y otro puñado de perejil, por último le ponemos agrio aderezante y "Sepia al estilo del Chiki" hecha.

Ahora no sirven la sepia con limón o con agrio, pero le da un sabor exquisito.
Le he puesto demasiado aceite así que, después ha tenido que tirar un poco, pero por lo demás estaba de fábula.

Pochoncicos.