jueves, 8 de octubre de 2009

Nueva receta de hamburguesas (Entrada nº 200)

Esta es la entrada nº 200 de este, nuestro fogaril y merecía una receta mejor, pero.... ¡Las circunstancias mandan!
Ya sé que, hace poco, colgué otra receta de hamburguesas, pero, como esta es distinta, he decidido colgarla en el blog; principalmente para que no se me olvide a mí y, de paso, tenerla a mano para una próxima vez.
Y es que, muchas veces creo que tengo la cabeza para llevar pelo, principalmente. Se me olvidan los ingredientes de las recetas, los nombres de las calles.... el día menos pensado se me olvidará hasta como me llamo.
Llevo desde las 6 de la mañana en pie y es que yo duermo menos que Napoleón, del que contaban que su sueño consistía en dar "cabezadas", con unas llaves en la mano. Cuando se caía la llave al suelo, se despertaba y eso era todo lo que dormía.
¡Vale!, que ya sé que he exagerado, pero me permito esta "licencia" para explicar lo poco que duermo (a lo sumo 5 horicas).
Bueno, ya me estoy yendo, de nuevo, por los "cerros de Úbeda".
¡¡¡ Mariví, centrate en la receta, por Dios!!!.
Las hamburguesas:
Esto también tiene su "miga", porque esta receta es distinta a la anterior que puse.
Para ser honesta: No me acabó de convencer y eso que estaba rica, eh?, pero la textura....
El "invento" de los copos de patata no me dio la satisfacción que esperaba.
Ingredientes:
- 1 1/2 kg de carne picada (Esta vez cerdo y ternera).
- Ajo en polvo (El de toda la vida no me gusta).
- Sal y perejil.
- 1/2 cucharilla de las de café de harissa.
- 2 pastillas de caldo trituradas.
- Pan duro y los "culos" del pan de molde (4, esta vez).
- Leche. (esta si que no la he medido, lo siento).
- 2 huevos.
Elaboración:
En un bol pongo el pan duro muy picado y le añado la leche para que vaya ablandando.
Por otro lado pongo en un escurridor la carne picada para que vaya soltando agua.
Paso por la batidora el pan duro empapado en la leche y le añado las especias y la sal más las dos pastillas de caldo.
Lo dejo reposar unos 20 m. y voy haciendo bolas de carne en los moldes. Después presiono estas bolas, que he puesto en un accesorio especial para hacer hamburguesas (Un simple aro de plástico), con la otra parte del accesorio que simplemente es un "aplanador" redondo que gira dentro del aro mientras aprietas la carne.
Los moldes se pueden unir, unos con otros por medio de presión, pero después, para sacar la hamburguesa de cada uno hay que hacer una fuerza.... Así que, simplemente, los he colocado unos, encima de otros.
Vuelvo a lo de siempre: En esta casa no se tira nada, así que, como ya os he explicado he usado hasta los "culos" del pan de molde, que siempre se anda a la greña para ver quien no se los come.
Y ahora, me voy a seguir limpiando la casa, que se acerca el Pilar y tendré visitas. Hay que preparar los dormitorios etc... para por si acaso...
Pochoncicos.