jueves, 17 de diciembre de 2009

Lasaña de patata con crema de sobrasada y lo que veo desde mi ventana

Segunda entrada de hoy para que veáis lo que tengo al otro lado de la ventana.
La foto de arriba está tomada sobre las 8 de la mañana y, como podéis ver, aún no era de día.
Aquí el centro de juventud del barrio.
¡Que imagen mas bonita!. Aquí casi nunca nieva así que estamos deseando que caigan 4 copos para ponernos, como locos, a hacer fotos.
Este es uno de los rincones de mi jardín.
Entre la nieve y lo "asilvestrao" que está da la imagen de completo invierno.
El fondo del jardín con la tapia que pintó, mi madre, hace tres años.... Jajajajaja, devía ser que no había suficientes flores para adornar.
Esta si que es una imagen de postal absoluta. Solo le falta el nacimiento y nosotras, con la pandereta, cantando villancicos.
A ver si, esta primavera, conseguimos que resucite el jardín en todo su esplendor porque, lo que es ahora... Parece una selva.
Bueno y ahora la "receta del día", que se empiezan a amontonar de nuevo!!!!
Lasaña de patatas con crema de sobrasada.

Ingredientes:
- 3 patatas cocidas un poco al "dente" y laminadas.
- 4 filetes de jamón dulce cocido (Vamos jamón de york).
- 1/2 bolsa de queso enmental.
- 1/2 bolsa de queso mozzarella.
- 200 grs. de nata para cocinar.
- 100 grs. de sobrasada.
- 1/2 cucharada (tamaño café) de pimentón dulce.

Elaboración:
Partimos de que hemos cocido, ya, las patatas y las tenemos cortadas en láminas.
Forramos con papel de aluminio, una bandeja de horno. (La mía es "cagurria", osea pequeñaja). ¡Dios, si hacía tiempo que no usaba esa expresión!.
Ponemos una capa de patata laminada, otra de jamón york y un buen puñado de queso y así seguimos hasta que se nos acabe la patata o hasta que nos hartemos, claro.
A parte, en una sopera pequeña, ponemos la nata, le añadimos la sobrasada y el pimentón. Dejamos que se deshaga la sobrasada y se integre, bien el pimentón en la salsa. Esta salsa la volcamos encima de nuestras patatas y, por encima, le ponemos aún más queso. (Esta receta es muy apropiada para esos queseros que tenemos en casa y que se vuelven locos en cuanto ven un simple tranchete).
Metemos al horno a gratinar y, cuando el queso se ve tostado ya tenemos el plato.

Como veis, yo he adornado la ración con un simple ajo tierno, pero ya sabéis... En cuestión de decoración de platos vale todo.
Por cierto, nos sobró una poca y la acabamos a la hora de la cena, cuando volví, yo, del bloguellón.
¡¡¡¡¡Estaba de muerte!!!!!!!.

Pochoncicos.