martes, 12 de mayo de 2009

Casadielles y canutillos.


Sigo sin meterme en la cocina. Por eso, hoy os quiero dejar una receta de un dulce asturiano que aprendí a hacer allá por los años 90 en Sotrondio, un pueblecito astur, de la cuenca minera, que me gustó mucho.
La imagen no es mía, está bajada de la red pero la receta me la dieron unas primas asturianas y me encantó.
Como veis, por el título de la entrada, esta receta vale igual para hacer una cosa u otra.
Yo he hecho la 1ª, la 2ª no, así que os dejo forma de hacer la 1ª.
Si alguien de Asturias me explica como hacer los canutillos lo agradeceré de verdad.
Ingredientes:
Para el "engrudo":
- 1 taza de nueces.
- 1 taza de avellanas.
- 1 taza de azucar.
- 1 copa de anis.
- Agua.
Para la pasta:
- 1 taza de vino blanco.
- 1 taza de aceite.
- 1 pizca de sal.
- Harina, la que admita.
Elaboración:
Preparamos el engrudo mezclando todos ingredientes. El agua es para rebajar el anis. Lo dejamos a parte y nos metemos en el fregao de la pasta.
Para hacer la pasta mezclamos también los ingredientes incorporando la harina que no tiene medida exacta. Hay que poner la que admita la mezcla de líquidos.
No nos debe quedar ni muy clara ni muy dura porque si no o se desarían las casadielles o se rajarían.
Hacemos una especie de crepe y, en ella ponemos el engrudo, enroscando la masa como si fuesemos a preparar un taco mejicano, procurando que quede bien cerrado el cilindro que nos sale pues, si no, la masa de dentro se saldría.
Ponemos a calentar aceite y, cuando está rusiente ( bien calianete) vamos friendo las casadielles dandoles la vuelta. 1º por un lado y despues por el otro lado.
Las ponemos a escurrir en papel de cocina para que suelten el exceso de aceite y, una vez escurridas, pero aún un poco calientes les podemos poner azucar por encima.
¡Que ricas están!!!!!!!!!!!!!!.
Besicos.