miércoles, 10 de febrero de 2010

Ensalada de coles varias y pinchitos de morcilla

Esta tarde, mientras preparaba el romanescu para hacer, mañana, una tarta de esta col, y, al buscar la morcilla que le regalaron, el domingo, a Tatiana, me ha aparecido, por el rincón del frigo, un "grumo" más de coliflor y, como además, también quedaba un trocico de lombarda, mi "diablillo culinario" se ha activado y he pensado.... ¿Porqué no preparar una ensalada con los tres tipos de col, en crudo?.
La verdad es que el segundo plato de la cena lo había decidido ya pues son unos sencillos pinchos de morcilla de Lagata (el pueblo de los abuelos del nuero), con piquillos y queso hechos al horno para que se dore bien el queso. Por cierto, la morcilla buenísma.
Así que ahí me tenéis, cortando las coles en trocicos super enanos y poniéndolos a remojo, un rato con una zanahoria también cortada en bruiné.
Una sencilla idea que ha resultado genial, francamente.
El crujiente de las coles y la zanahoria, unido al huevo duro, que siempre tengo en el frigo, más unas pocas olivas de las que compré en la tienda árabe, más el sabor de nuestro aceite de oliva ha sido "un manjar de dioses"
Sigue pareciéndome mentira que una cosa tan sencilla resulte tan rica.....
Ensalada de coles varias.

Ingredientes.

- Sal, aceite y vinagre.
- Un grumo, como de medio puño de col de flor.
- Un grumo, como de medio puño de romanescu.
- 1/4 de col lombarda.
- 1 zanahoria.
- 1 huevo duro.
- 1 puñado de aceitunas negras con cebolla.

Elaboración:

- Cortar todas las coles al estilo "chino" (vamos, aún más pequeñas que el corte en bruiné).
- Cortar, en lonchas, super finas, también, una zanahoria y, después, cortar estas lonchas en tiricas, también super pequeñas.
- Cortar el huevo duro e incorporarlo a las coles y la zanahoria.
- Salar y añadir el aceite y el vinagre.
- Como final, después de salar llega el momento de añadir las olivas. No antes y es que, este tipo de oliva (bolbina de marruecos) suele ser muy salado y de sabor fuerte.

Plato concluido.
Vistosísimo y super crujiente.
De sabor suave, suave y muy bien de colorido.

Como final de cena los pinchos que os he explicado antes...
Morcilla a la plancha dentro de un piquillo, cada rodaja y "espolvoreados", los pinchos, con queso para fundir y un poco de mozarrella.
Se gratina, se monta en un trocico de pan y a correr.
Una cena super completa. Es ideal para subirme la tensión, que la tengo por los suelos.
¡Buen aprofeito!.

Pochoncicos.