lunes, 1 de febrero de 2010

Roscón de S. Valero

Primer día:
Elaboración de la "masa madre".
¡Que jaleo con la panificadora de un lado para otro!. Y es que, como ya os he contado, alguna vez, en casa no tenemos calefacción (Es una casa vieja y, por desgracia, no me tocó la lotería para instalarla....).
Bueno pues esto supone que lo de "En sitio tibio" lo tengo que ir haciendo yo, con los radiadores, etc.... La masa madre tiene que estar "abrigada" (Debe ser tan friolera como yo). Jajajajajajaja.
Pues eso, que esta tarde he empezado a preparar el roscón de S. Valero y había que ir buscando la zona mas abrigada de la casa..... Osea, panificadora de un sitio a otro, dependiendo de donde estuviésemos, o la "Catadora" o yo.....
Segundo día:
De nuevo a empezar.....
¡Ala, la primera "zalagarda"!. Se me ha volcado el salero, en la pani, con todos los ingredientes, ya incorporados y he tenido que tirar todo y volver a empezar....
A estas alturas ya os habréis dado cuenta de que esta receta no la hago en un sólo día, claro.
Yo calculo que, con lo que me ha pasado con el salero podré empezar, realmente a hacer el roscón a eso de las 5 de esta tarde....Una hora mas de reposo y, luego, el horno.... ¡¡¡Así que tendré Roscón de S. Valero para cuando acabe la festividad!!!.

Por cierto.... La "receta final" se la he cogido a Eva de la suya deRoscón de Reyes del 2009 .
¡¡¡¡A ver si consigo que me salga!!!!.

Este es el proceso de "levado" de la masa....


Esta vez, como os he puesto el enlace directo a la receta de mi "maestra", no os voy a "rayar" volviendo a meter todo el rollo de los ingredientes y demás.
La verdad es que Eva lo explica maravillosamente bien en su blog y si se siguen los pasos tal y como ella los explica no es nada difícil (Si se tiene la suficiente paciencia. Cosa de la que peco por defecto, como ya os he contado muchas veces....).

Os he contado, también que, en casa, las frutas escarchadas no nos acaban de gustar; así que lo que hice fue poner a mis roscones ( Me salieron dos bastante hermosotes) azúcar húmedo, láminas de almendra y mis ya conocidos frutos rojos, de Mercadona más alguno de los adornos de repostería que rondan por mis cajas de metal.

Este es el resultado final.
Yo le sigo viendo apariencia rústica, osea roscón tipo pueblo; pero no tiene nada que ver, ni en la textura, ni en el sabor con el mini roscón, de pueblo, que os enseñe en Reyes.
El sabor maravilloso. El problema lo he tenido yo, personalmente, que parece que le tengo intolerancia al agua de azahar y entre eso y otra "batallita" que me pasó con la cena he pasado un fin de semana malísimo.
Pero, repito. quienes lo han probado se han quedado encantados.
Eso sí, creo que también le debería haber puesto, en el horno algún recipiente con agua para que quedase un poco más húmedo.
Pero bueno, me doy con cantico en los dientes con el resultado, porque con la pifia de la sal ya fue bastante!!!!!.
Jajajajajajajajaja.

Pochoncicos.