miércoles, 17 de febrero de 2010

Mini pudings de romanescu y chatar (Reciclaje)

¡¡¡Bueno espero que esta sea la última entrada con coles!!!.
Os acordais de la tarta de romanescu, ¿no?.
Pues ya acabo con ella, que también tenía ganicas.....
En principio había pensado hacer un puding del tamaño usual pero, al ir a coger el molde se me ha pasado por la cabeza usar la bandeja para muffins que me regaló mi AIG Mese.
Así que aquí me tenéis, acabando con el dichoso romanescu de una forma que me vendrá bien el día que no esté la Catadora en casa, porque, resulta que, la mezcla de sabores de los ingredientes que les he puesto a los mini pudings no le ha gustado..... Debe estar ya hasta el gorro de coles....
A mí, sin embargo, me gusta mucho porque aún ha quedado más suave el sabor que en la tarta primigenia que hice. Bueno, pues lo que voy a hacer es meterlo en el "Bolso de Mariwivith" (Mi congelador, según Paula, parece el bolso de Mary Poppins, así que yo he decidido llamarlo así), y sacarlo cualquier día que no esté ella a comer.

Mini pudings de romanescu y chatar
Ingredientes:
- Las sobras de la tarta romanescu (Incluida la base).
- 1 rodaja de pan de molde.
- 1 caja de nata líquida de las pequeñas.
- 2 huevos.
- 150 grs de chatar pasado a la plancha.
- 100 grs de pimiento verde y rojo fritos.
- 2 quesitos frescos de los pequeños.
Elaboración:
Cortar la tarta lo mas pequeña posible, añadir la rodaja de pan de molde, los huevos y la nata.
Pasad por la batidora y, cuando tenga la textura de un puré se incorpora el chatar a la plancha y el pimiento frito.
Se mezcla con una cuchara.
Se aceitan los moldes y se les pone un "polvo" de harina, como veis en la foto superior izquierda.
Echad la mezcla de los ingredientes y añadir, encima, el queso fresco.
Meted al horno la bandeja con papel de aluminio cubriendola para que ni¡o se quemen.
Temperatura 180º y tiempo 30 minutos, 10 minutos más sin papel de aluminio.

Aquí teneis el resultado del "Experimento". Mas que parecer pudings se asemejan a los muffins y no por la textura, claro.
Solo la forma es la de unos muffins dulces, pero al primer bocado ya te das cuenta de lo que son.....
La verdad es que no me atrevia mucho a ponerle tomate frito, pero, luego, al hacerlo, me ha encantado.
Creia que seria un sabor mas flojete y desigual pero no, que juntos, romanescu y tomate dan mucho juego.
Desde luego, para mi gusto, están fabulosos.
Mañana irán, ya, al "bolso de Mariwivith"y los sacaré el día menos pensado....
Aun quedan ñoquis verdes y otro de unos colorines indescriptibles que.....
Jajajajajajajajajaja.
En fin Pilarin, que p'a estar así, lo mejor "casanos".
Y que, con esto y un bizcocho, hasta mañana a las 8.

Pochoncicos.