sábado, 6 de febrero de 2010

Tarde fabulosa

Esta la segunda entrada de hoy y es que tengo tantas cosas que contar.....
Os he contado que ayer conocí a una persona en cantadora.
Esa persona es Leila y tiene un blog sin desperdicio alguno.
Cocina árabe tradicional, que me encanta, por cierto...
Pasamos una tarde de lo más entretenida y, gracias a ella, me atreví a comprar todo este montón de cosas que os enseño hoy. Por cierto, me hubiera llevado la tienda entera con esas cuscuseras y todas esas cosas que me resultan tan exóticas y apetecibles.
¿Veis ese botecico, pequeño, en la imagen de arriba?. Eso me lo regaló ella y es esencia de fresa!!!
¡¡¡Que bien huele!!!.
La botellica de la izquierda es agua de rosas, para la repostería y tiene, también un perfume....
El genjibre todas lo conocemos, pero, para ser franca, aún no lo he probado así, en fresco. ¡Le tengo unas ganas enormes. A ver si descubro una buena manera de usarlo pronto.
El chatar es una mortadela de ternera que también ha gustado en casa. Un poco más gelatinosa que la que solemos comer habitualmente.
El chorizo esta hecho con pavo y cordero y tiene una textura un poco mas compacta que el que solemos comer por estos lares, un puntito de especias orientales, sin ser un sabor demasiado fuerte (Ya sabéis que los picantes le van fatal a mi estomaguico).
Me ha resultado francamente curioso.
El pan de sémola o , como se dice en árabe, hobz bil samida, entró de maravilla con un huevo frito y el embutido....
Resultó una cena de lo más especial
Como podéis apreciar, cuando le he hecho la foto, ya quedaba bien poco.... Jajajajajajaja.
Esto son "Zitun asuad", una oliva muy típica de marruecos que es de la variedad "bolbina".
La he preparado con un poco de aceite y cebolla y, de momento, la tengo en el frigorífico para que pierda un poco de sal y se suavice con la cebolla.
Eso se hace, mucho, en los bares y, yo, se lo veía hacer a la abuela paterna de mi catadora. Jajajajaja.
Allí, en la tienda árabe, encontré, por fin, la famosa pasta filo que llevaba tiempo buscándola y tampoco sabía donde encontrarla.
Seguiré los consejos de Sefa y, la que no use, la congelaré, por separado, para poder aprovecharla más adelante.
Por cierto, me hizo, Leila unos dulces con esta pasta y miel... MMMMMMMMMM. Además super sencillos, por lo que me explicó.
La lastima fue no haber llevado la cámara de fotos, pero con mi maravillosa cabeza.... Se quedó en la estantería, cargada con sus pilas y todo.
Otro inciso.... El té genial. Con menta tampoco lo había probado porque yo, cuando lo hacía era con hiervabuena.
Bueno, ese paquete azul es la famosa levadura que tanto mal he dado preguntando a ver si había otras que no fuesen esos sobres pequeños de vanihe o maicena.... Pues esa es!!!. ahora me toca "experimentar" con mis masas....
Jajajajajajajaja.
La harina de garbanzos también tiene una pinta fabulosa y me vendrá genial para hacer falafels, que estoy deseando probar.
¡¡¡¡Vaya descubrimiento fue el sésamo dorado!!!!. Yo conocía el blanco y el negro, que compré en la tienda de la calle Marcial pero este.....
En la tienda le enseñamos ,el sésamo negro que le llevé a Leila, para que lo pruebe, al dependiente y, él, tampoco lo había visto.
Le llevé un tarrico chiquitico de sésamo, con tan mala pata que, Yunes, el peque de Leila, lo cogió y se le cayó al suelo y adiós sésamo. Tranquila tengo más y, la próxima vez que nos veamos te llevo otro tarrico.
¡Y lo último que os muestro!. Los moldes, para magdalenas, que me regaló, también Leila.
¡A que son una maravilla?.
Estos de delante, tan chiquitines me encantaron y, en cuanto los le dije.... "Estos, los ve Tatiana y dice que son geniales para sus muñecas". Pues, señoras, fue llegar a casa, enseñárselos a la Catadora ...... "Premio". Dijo exactamente esas palabras.....
Por cierto que quería agradeceos a todas las muestras de ánimo hacia ella. Ya ha superado el examen y, parece que, está contenta con el resultado.
Según dice, lo tiene para un 5 seguro.... Jajajajajajajaja. El día 11 os digo la nota, porque yo casi diría que será un 7 como mínimo..... A ver lo que me equivoco....
Gracias a Leila he comprado las cosas que, realmente, voy saber utilizar y, al tener su blog tan a mano puedo mirar las recetas con una facilidad que me encanta.
Me fue explicando lo que era cada cosa, como se utiliza, lo que podía ser picante y lo que no...
¡¡¡Y anda que no hablamos ni nada!!!. como si nos conociésemos de toda la vida.
Eso de disfrutar, amigablemente, ante un té de menta y unos dulces..... ¡¡¡Es todo un regalo!!!.
Me alegro de haberte conocido, Leila. El próximo día ya sé que puedo llevarles, a los peques, caramelos pero es que a ti te guardo, ya, otra sorpresica....
Jajajajajajajajaja.

Pochoncicos.