lunes, 15 de febrero de 2010

Miso- Ramen y muffins de chocolate blanco

Hoy otro plato de cocina internacional y un postre que tenía en mente desde hace un tiempo.
En principio quería hacer una sopa miso y, de hecho la hice, pero al añadirle los tallarines de arroz resultaron demasiados y acabó siendo "Ramen", es decir, pasta japonesa de arroz.
La pasta la compré, hace días, en la, ya tan nombrada, tienda de la calle Marcial, de aquí y llevaba, desde entonces buscando una receta de sopa miso que me convenciese. Todas las que veía eran complicadas y con unos elementos que no tenía a mi disposición y cuando descubrí el blog Verduras para todos me quedé encantada por ahí tenían una receta que me iba perfecta.
El link os llevará a la entrada directa de esta receta.
Como siempre, he acabado haciendo algo distinto de lo que era la base.... No sé como me las apaño pero, salvo en repostería, mis platos nunca se parecen, del todo, a los que me han inspirado, por mucho que lo intente.
De todas formas hoy os dejo mi propia receta de "Sopa miso- Ramen".

Sopa Miso- Ramen.

Ingredientes:

- 1 caja de sopa de verduras.
- 1/2 paquete de tallarines, extrafinos, de arroz. ( Otra vez pondré menos)
- 2 cucharadas de aceite.
- 1 queso fresco (Esta vez era de 250 grs).
- 1 cucharada, sopera de miso.
- Unas hebras de cebollino muy picado.

Elaboración:

Ponemos a cocer la sopa con las dos cucharadas de aceite.
Mientras tanto cortamos el queso en tacos pequeñicos.
Cuando el agua ha roto a hervir se le añade el miso y se deja que se disuelva. (Yo se lo he ido poniendo poco a poco y probando hasta que he encontrado el sabor que más me gustaba)
A continuación añadimos el queso fresco y los "fideos".
Si se quiere se le puede poner un poco de verdura deshidratada. Así, simplemente, sin la pasta, sería "Sopa de miso", con ellos pasa a ser "Ramen".
Dejamos cocer dos minutos ( esta pasta es "instantánea") y ya está lista para servir.

Esta de arriba es el resultado: Ramen.
Unos trocicos de cebollino rematan el plato.

Y ahora el postre....
Llevaba días queriendo hacer unos muffins de chocolate, en condiciones.
Los últimos que hice no me acabaron de gustar y eso que estaban buenísimos de sabor, pero la textura, ya en crudo, no me acabó de convencer.
Esta navidades me compré un libro de muffins y ese tipo de postres (Recordad los panecillos que os enseñé el otro día).
He estado mirando las recetas pero hay algo que me frena a hacerlas, prefiero usar una de las que sé, positivamente, que os han salido buenas a alguna de vosotras.
Bueno pues en el blog de Auro encontré la solución.
Ella tiene publicada una receta de muffins de chocolate blanco con nueces de macadamia que me venía de maravilla.
La receta que os enseño es mi adaptación a las "necesidades" del momento. Yo no les he puesto nueces de macadamia, simplemente el chocolate blanco pero han salido muy a mi gusto.
Gracias, Auro. Tu receta es genial.
Sólo os diré que, ya en el momento de acabar de preparar la masa, en crudo, me gustó la textura.
El resultado fabuloso.
Os explico lo que yo puse.....

Muffins de chocolate blanco.

Ingredientes:

- 300 grs de harina.
- 2 1/2 cucharadas de "Royal".
- 1 pizca de sal.
- 200 grs de chocolate blanco.
- 80 grs de azúcar.
- 80 grs de mantequilla derretida.
- 1 huevo (Yo tamaño L).
- 250 grs de leche.

Elaboración:

Rayad el chocolate y guardar para el momento adecuado. (Si teneis lágrimas de chocolate blanco mejor, claro).
Tamizar la harina y añadir la levadura Royal. Poner la pizca de sal y mezclar todo.
Por otro lado batir el azúcar, el huevo y la mantequilla derretida.
Unir los "líquidos" a los sólidos, poniendo, en ese momento el chocolate rayado. Como final poned la leche y mezclar bien con una cuchara de madera.
Si vais a usar una bandeja para muffins dad aceite en los "moldes" llenadlos a 3/4 para que suba, bien, la masa y no se "desparrame". Si usáis moldes de papel o silicona, en realidad es lo mismo....
Meted al horno, precalentado a 180º durante 30 minutos o hasta que, pinchando con una brocheta o similar notéis que la masa está ya hecha.
Dejad enfriar y desmoldar.

Como es el día de S. Valentín he adornado, los muffins, con corazoncicos.
El "nuero" le ha traído, a la Catadora, unas rosas rojas, así que, por mi parte, también tenía que quedar bien....
Jajajajajajajaja.

Pochoncicos.