miércoles, 3 de febrero de 2010

Lasaña de ternasco

¡¡¡Bueno y sigo de reciclaje!!!!!.
Os cuento....
El otro día hice sopa y, en mi casa, ya sabéis lo que eso significa..... Un montón de tarros de sopa, si, pero también un montón de carne cocida....
Bueno pues parte de esa carne ha ido a parar a la croquetas de la "tía Mariví", pero es que, entre la carne, había puesto un trozo de tajo bajo de ternasco que, ya entonces, se me había metido en la cabeza que lo usaría para hacer una lasaña el día que fuese....
Lo separé del resto de carne, lo deshuesé, lo trituré y lo congelé.
Hoy, después de haber superado, ya, bastante, la crisis estomacal de estos días, le he dado salida al trozo del que os estoy hablando....
Pero es que, también le he incorporado un poco de salsa de la que usé la última vez que hice pollo guisado....
Vamos, otro nuevo plato de reciclaje de lo más absoluto.
El paso a paso no lo he fotografiado, precisamente por ser un plato de estas características.
Yo creía que, esta vez, la Catadora pondría mala cara, por ser, la carne, parte de la "Ropa vieja" del cocido, que, como os he dicho ya un montón de veces, no le gusta pero ni pizca.... Pues mira tu, por donde ni ha puesto mala cara ni nada parecido.... Así que yo, no le he dicho de donde había sacado la carne... Jajajajajajajaja.
Lo cierto es que entre la bechamel y el queso que le he añadido, más la salsa del pollo, no es que supiese mucho a "cocido".....
Ingredientes:
- Un trozo de tajo bajo de ternasco (de Aragón, claro) recuperado del congelador.
- Unos 100 grs de salsa de pollo con cerveza, recuperada del congelador, también.
- Unos 400 grs de bechamel, recién hecha. (Leche, cebolla sofrita y harina).
- Una caja de láminas de lasaña fácil (Sólo se remoja en agua caliente).
- 6 tranchetes.
- Queso mozzarella y para gratinar, mezclados ( Me quedaba menos de 1/4 de bolsa de cada).
- Unas pellas, pequeñas, de mantequilla.

Elaboración:
Mezclo el ternasco triturado con la salsa y los integro muy bien.
Preparo la bechamel con su cebolla ( 1 pieza entera).
Pongo a remojo las capas de lasaña 10 minutos siguiendo los consejos del fabricante.
Pongo papel de aluminio en una bandeja, pequeña, para horno.
Ahora.... Capa de bechamel, capa de pasta, capa de ternasco, capa de bechamel, capa de queso y siguiendo ese mismo orden repetir las capas.
Por último, encima de la última capa de pasta para lasaña, poner la última capa de bechamel y, encima la capa de quesos para gratinar y las pellas de mantequilla.
Horno precalentado a tope y lo ponemos 30 minutos a 180º o hasta que coja el color que más nos guste.
Servir.


Como muchas veces la he adornado con hojas de lechuga que se pueden apañar o no, al gusto del consumidor.
Personalmente no me las he apañado, Tatiana sí.
Os puedo decir que estaba de maravilla y que, aún, ha sobrado para dos veces así que ya sabéis... La he congelado y, otro día, la sacaré y calentaré, sin más y tendré una comida en perfectas condiciones y, además, genial.
También le puedo llevar, uno de los trozos, a mi amiga Mª José que, seguro que se alegra de ver que no se tiene que meter en la cocina..... Jajajajajajajaja.
Mirad si me ha costado poco tiempo que, esta mañana, he estado tomando café con una amiga y he llegado a casa pasada la una del medio día y, a las dos ya estábamos comiendo..... Y recién hecho!!!!.
Por cierto. Aún queda, en el congelador, otro tupper, como el que he usado hoy, de ternasco y otro de salsa de la de hoy también así que tendré que discurrir otra forma de prepararlo, aunque, en realidad, ya casi tengo decidido como darle otra salida......

¡Buen aprofeito!.

Pochoncicos.