lunes, 22 de febrero de 2010

Salsa de almendras y zanahoria

La receta de hoy es, simplemente, una salsica de almendras y zanahoria que publiqué el 7 de enero del 2009.
Pero, claro, mirándola, hoy, veo que es una entrada de lo más soso y, además, esta, de hoy, tiene algún elemento más que aquella y, desde luego el "paso a paso" está mucho más claro.
Si vais al link viréis la receta primigenia, que me enseño una vecina, de Morata, hace años.

Salsa de almendras y zanahoria.

Ingredientes:

- Un buen puñado de almendras cortadas muy finas (Yo las encontré en Bonarea ya cortadas).
- 2 zanahorias.
- 2 ajos.
- Perejil.
- 1 tacica de caldo ( en este caso de carne, pero vale igual de verduras o pescado).
- Aceite para freír.
- 100 grs de nata liquida.
- Lingotazo de coñac (Ya sabéis, lo que los andaluces conocen como un "buchito").
Elaboración:

Cortar, muy fino el ajo y la zanahoria.
Esta vez, simplemente, he puesto a freír el ajo, con las almendras y la zanahoria más el perejil.
He dejado que friese un poco y he incorporado el caldo de carne.
Aquí os puedo decir que, el tipo de caldo, depende de para qué vayáis a usar la salsa porque vale, igual, para pescado (con su caldo, claro), carne (con el suyo) e incluso para verduras (con el suyo).
A partir de este momento viene el cambio en mi receta anterior.
Así, simplemente, pasada por la batidora valdría igual pero, esta vez, le he añadido mi propio criterio.
Le he puesto, una vez que tenía, ya, el caldo incorporado, la nata y, seguidamente, se me ha ocurrido lo del coñac....
Así que, en realidad tenéis dos recetas en una.....
Si queréis una texturas más gruesa, como en este caso, no la paséis por la batidora, pero si queréis una textura mas fina y espesa pasadla, bien, por la batidora.

Como veis la he usado para "apañar" unas pechugas de pollo a la plancha.
Le he puesto dos de los ñoquis de romanescu que hice el otro día, friticos y dos huevos de codorniz.
Un segundo plato, de carne con su acompañamiento, en toda regla.....
Repito, la receta, original, ya está publicada.
Y si os sobra ya sabéis.... Al congelador y para la próxima. Yo la congelo en tuppers chiquitines y, cuando la saco le pongo un pelín de leche para homogenizarla y a correr.
Espero que os guste la idea.
Pochoncicos.