sábado, 9 de julio de 2011

Leche frita al aroma de rosas

El otro día, hablando con Sefa, me contaba que ella había hecho de postre leche frita a lo que yo respondía que, por mi parte, no había hecho nunca este postre tan tradicional.
Desde luego es raro en mí no haberme animado antes con este postre pues ya sabéis cuanto me gusta este tipo de comida por más que sea una comida, muchas veces, contundente e hiper calórica.
En defensa de la comida tradicional hay que reconocer que era una dieta muy apropiada a las largas jornadas de trabajo agotador que consumía grandes cantidades de calorías.
Tampoco eran platos de comer a medio día sino de degustarlos por la noche, en casa, con toda la familia reunida en torno a la mesa o al fogaril y, desde luego, la comida veraniega era un poco mas ligera que la de invierno aunque seguía siendo contundente.
Este es otro ejemplo de cocina tradicional española un poco adaptada a nuestros tiempos.
Tod@s lo conocemos y quien más y quien menos lo hemos hecho alguna vez o lo hemos degustado como postre o picoteo de media tarde.
Yo me he limitado a darle un toque un poco más sugerente cambiando alguna mínima cosa.

Espero que os guste.
Ingredientes:
- 1 l. de leche.
- 120 grs de maicena.
- 120 grs de azúcar moreno.
- 2 cucharadas soperas de aroma de rosas.
- Harina.
- 4 huevos.
- Aceite de oliva virgen.

Elaboración:
Ponemos a calentar 900ml.de leche y mientras coje temperatura vamos disolviendo la maicena en los 100ml. de leche que hemos retirado anteriormente.
Cuando la maicena está bien disuelta incorporamos el azúcar moreno y las dos cucharadas de aroma de rosa.
Añadiremos la mezcla a la leche caliente y dejaremos que vuelva a cojer calor sin dejar de remover para que no se nos agarre al fondo de la sopera.
Volcaremos el resultado en un recipiente (yo he usado una bandeja de pirex) y dejaremos que se enfrie.
Una vez fria nos quedará una masa compacta que cortaremos con un cuchillo al que habremos pintado con un poco de aceite para que, al cortar, no se nos pegue la masa.
Pasaremos la masa por harina y huevo y freiremos a fuego fuerte hasta que quede del tono dorado que mas nos guste.
Sacaremos, dejaremos que escurrir el aceite en papel de cocina y retiraremos los posibles "hilos" de huevo que hayan quedado.
Adornaremos con azúcar glass y listos para servir y comer.

Me ha apetecido cambiar un poco los ingredientes tradicionales para darle un toque como más exótico y hay que reconocer que el aroma de rosas ha dejado este postre increiblemente suave e incluso aterciopelado.
El color, al añadirle el azúcar moreno, ya no es el blanco que conocemos todos sino un poco mas morenico y atractivo.
Otra vez me animaré con el aroma de azahar a ver como resulta y puede que incluso me anime, también a usar un poco de colorante y darle más originalidad a la presentación.
Para ser la 1ª vez que lo hacía estoy la mar de contenta e incluso Tatiana se ha quedado encantada con el resultado.
Y como estoy contenta con el resultado me voy a animar a participar en el concurso de
Olor a jazmin presentándola.
Sus patrocinadoras son:
La casita dulce de las flores
Desde aquí os animo a participar en este concurso.
Esta de arriba es una foto del aroma de rosas que se puede conseguir en las carnicerías halal.
Allí no sólo se compra carne. También encontraremos pan, aroma de rosas, aroma de azahar....
Os pongo la imagen para que resulte más sencillo reconocerlo.
Suelen tener botellas de 250 ml de capacidad y sale mucho mas barata que en los supermercados.


Pochoncicos.

19 comentarios:

  1. Pues esta leche frita si que me gusta y con el aroma de rosas que le has puesto seguro que tiene un toque especial y original.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  2. Qué postre tan tentador y rico, claro que con el aroma de rosas los has hecho como más fashion, jejeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Guauuu!!! me encanta la leche frita y encima con ese aroma debe estar aun mas rica no?
    besos

    ResponderEliminar
  4. Claro que te ha quedado fenomenal y, a veces no es tán fácil cogerle el punto a las cosas a la primera, pero ya ves, tú sí. Enhorabuena. Te espero en el sorteo de mi blog, si tú quieres

    ResponderEliminar
  5. Qué rica... me encanta la leche frita¡¡
    nunca pensé en leche frita con aroma de rosas pero en la cocina todo es innovar, me parece muy buena idea¡¡
    me apunto la receta,
    besitos,
    Ani.

    ResponderEliminar
  6. Con la de veces que he hecho leche frita y nunca se me ha ocurrido ponerle aroma de rosas, imagino que le dará un sabor especial.
    Ha salido estupenda.
    Besicos

    ResponderEliminar
  7. Yo también me he quedado contenta y más si lo hubiese probado, el corte es espectacular.

    Besicos

    ResponderEliminar
  8. Te ha quedado una leche frita estupenda.
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Ostras! con el sabor de las rosas tiene que quedar de vicio. Donde compras el aroma de rosas?.
    Besazos

    ResponderEliminar
  10. La leche!!!! frita, se entiende jje!! La de veces que ha hecho mi madre este dulce, y siempre procuraba que la fase de enfriado y cortado estuvieramos fuera de casa, porque más de una vez se encontraba con que algún "cuadrado" había desaparecido por arte de birlibirloque, sin freir ni ná. Y es que matener a raya a 5 hijos a cual más laminero es complicadillo!!. Me encanta el toque veraniego que le has dado, seguro que están deliciosas!!!. Besicoooss!!

    ResponderEliminar
  11. Que buena idea!!.....yo amo el agua de rosas en postres.....y yaimagino esta leche frita con este aroma....una maravilla!!.........Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  12. pues mira, es una de mis recetas pendientes, a ver si la hago de una vez.

    Besos, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. Yo me ponía morada en casa de mi madre, cuando nos la hacía. Que cosa más rica. Pero estas que nos presentas con el aroma de rosas, tiene que estar espectacular.

    Besossssssssss

    ResponderEliminar
  14. El aroma de rosas lo compro en las carnicerías halal que hay en todas nuestras ciudades.
    En el C. I. venden también pero son botellas muy pequeñas y sale carísimo.
    En esas mismas tiendas también tienen agua de azahar que también viene en botellas mas grandes y mucho mas baratas.
    La verdad es que si somos capaces de quitarnos algún que otro prejuicio encontramos cosas que resultan la mar de interesantes.
    Personalmente me encantaría encontrar alguna tienda Kosher para conocer ingredientes judíos, por ejemplo.
    Creo que en Madrid habrá este tipo de tienda así que tod@s los que vivis allí os recomendaría que os pasaseis por alguna.

    Pochoncicos.

    ResponderEliminar
  15. Que de tiempo que no como la leche frita, tengo que recuperarla.

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Gracias Wivith por tu aportación! Qué rápida has sido...
    Has hecho la leche frita muy original, yo nunca he visto el aroma de rosas, pero ahora tendré que buscarlo como una loca.
    Gracias de nuevo y un besazo!

    ResponderEliminar
  17. Me gusta ese toque que le has dado, asi que la próxima vez me animaré a dárselo, besicosssssssss.Sefa

    ResponderEliminar
  18. fusion tradicion-moderno...genial

    ResponderEliminar
  19. Buf que cosa más rica, la leche frita es una tentaciòn pero grande eh. Me encanta y con el aroma de rosas tiene que tener un saborcito muy peculiar.

    besines

    ResponderEliminar